El factor de temperatura, llamado factor fsi, es un criterio para el riesgo de crecimiento de moho con una conexión de pared (conexión de una ventana a la pared contigua) y se basa en DIN 4108-2. El factor debe alcanzar al menos 0,70 para que no se desarrolle moho en condiciones estándar. El valor fRsi se determina en el punto de la temperatura superficial mínima.